¿Qué es un microcuento? El apogeo de la microficción.

Una vez me realizaron esta pregunta y me gustaría hablar un poco del tema.

A menudo nos encontramos por redes sociales con microcuentos, microrrelatos, micropoesía. Ya no solo estamos hablando de relatos breves, si no de historias hiperbreves que cubran nuestros tiempos muertos. Ante esta infinidad de textos, ¿sabemos realmente qué es un microcuento o microrrelato?

Venga, que no me aguanto, ahí va el dinosaurio:

“Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí.” Augusto Monterroso.

IMG_20190604_175254_263.jpg
© Alba Belba R.F. (sí, también encuentro dinosaurios en mis viajes).

En esta frase tan repetida se ha contado completamente una historia. Si queremos definir qué es un microrrelato debemos empezar por aquí. Prosigamos.

Si nos referimos a la microficción encontramos infinidad de definiciones y términos. Hablo de microficción para referirme a todos ellos en general (microcuento, microrrelato, micropoesía,…). Si vamos a lo concreto, el diccionario de la RAE recoge tan solo el término microrrelato de manera escueta: relato muy breve.  Es decir, una narración muy breve. Aquí hago un inciso. Si quitamos el prefijo “micro”, estamos hablando de cuentos y relatos. Por lo que sería lógico hablar de relatos y dejar a los cuentos, como subgénero de los primeros.

En la brevedad está el quid de la cuestión. Estos textos deben poseer las características básicas del relato porque, esencialmente, son eso, relatos. Su característica estrella es la extensión breve pero no quiere decir que dejen de tener otros elementos propios al relato. Si tomamos el ejemplo de Monterroso, describiríamos los elementos esenciales del microrrelato son:

  • Un quién: el dinosaurio.
  • Un cuándo: cuando despertó.
  • Un donde: allí.
  • Una acción: despertarse.

Es decir, un argumento (con su planteamiento, nudo y desenlace), unos personajes y una atmósfera de tiempo y lugar. Los personajes normalmente son escasos y toda la ambientación está reducida al mínimo. El resto te lo puedes imaginar tú. Esto es precisamente la esencia de todo texto narrativo breve. Al lector no se le relatan todos los detalles de la acción, si no que se le encamina a que cree en su cabeza el mundo descrito. Las palabras están medidas para contar justamente la historia. Me parece un punto maravilloso para ser creativos y dar rienda suelta a nuestra imaginación, ya que no siempre dedicamos el tiempo necesario para pensar.

Un matiz que me gustaría señalar como la gran cualidad de los microrrelatos es que suelen tener un final sorprendente. Es decir, te dejan con un ¿y ahora qué? Conseguir este efecto con tan pocas palabras supone un gran reto, por lo que los escritores no siempre se ven con la capacidad de afrontarlo y prefieren dedicarse a escribir otras cosas.

IMG_20190613_121540.jpg
© Alba Belba R.F.

Cuando publiqué “50 delirios (o de los microcuentos)” alguien, un lector muy apreciado, me sugirió que no todos eran microcuentos como tal. Es decir, muchos se trataban de textos, prosas poéticas, pero no encarnaban todas las características necesarias para ser considerados microcuentos. Hoy en día, he hecho autocrítica y creo que tiene razón. También he visto textos de otros autores en redes sociales, en Twitter o Instagram o incluso en Facebook (sin ser tan breve) y he podido reconocer como se peca del mismo fallo. Muchos textos son indudablemente bellos, pero no recogen las características identificativas de los microcuentos o microrrelatos. En otras ocasiones es muy difícil discernir si lo son o no, se encuentran en el límite. Meras reflexiones, textos y otros escritos no entrarían en el género del microcuento.

No es fácil encontrar buenos artículos en la red sobre los microcuentos. Pero “El microrrelato. Teoría e historia” de David Lagmanovich, publicado en Revista de Libros, es uno que merece la pena y os invito a leer.

En cualquier caso, todo lo que sea leer y desatar la imaginación, es loable. Aunque tu biblioteca quepa en tu móvil a golpe de publicación y tengas tres minutos de lectura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s